UA-176698355-3 UA-61760686-3 UA-176698355-2 G-PMMHTFQXDR
top of page

Técnica Para Desarrollar el Auto-Control De los Niños de Forma Fácil y Efectiva


El autocontrol es una capacidad esencial para cualquier niño, y para cualquier persona en general, pero como toda capacidad, se necesita entrenarla y reforzarla, Hoy te enseñaré la técnica de la auto instrucción, que justamente es utilizada en muchos cursos y talleres infantiles con el objetivo ejercitar la capacidad de autocontrol, y te explicaré en que consiste, y te daré actividades para que la puedas aplicar desde casa. Te doy la bienvenida a mi blog, donde apoyar a los padres es el primer paso para ayudar a los hijos. La autoinstrucción es una técnica que se basa en el poder que tiene el lenguaje para dirigir nuestro pensamiento y conducta, hay muchos niños que actúan antes de pensar, pues sus pensamientos son demasiado rápidos, piensan en imágenes y sensaciones, por lo que, al ayudarlos a que traduzcan esos pensamientos a palabras les permite desacelerarse un poco, y con el tiempo y el ejercicio constante, ayuda a mejorar el autocontrol de los niños.


La técnica de la autoinstrucción consiste en que la persona se vaya guiando hablándose a a si mismo mientras realiza alguna actividad, y tradicionalmente consta de 4 pasos que son sencillos, pero muy útiles. El primer paso de esta técnica consta en que el niño, exprese con palabras lo que va a hacer y como lo tiene que hacer, por ejemplo, si el niño va a recoger juguetes, el niño se puede decir a sí mismo "voy a recoger todos mis juguetes, y lo voy a hacer uno por uno, metiéndolos en mi baúl, de forma rápida y concentrado", es evidente que en un principio el niño no se va a decir todo esto por sí solo, por lo que podemos ayudarle preguntándole ¿Que vas a hacer y como lo vas a hacer?

y una vez que nos responda el niño, le pedimos que se de esa orden a él mismo. Este primer paso nos ayuda a que la mente vaya tomando consciencia de lo que va a hacer y como lo va a hacer, para que de esa forma el niño tome poco a poco el control de sus acciones y pensamientos, en lugar de solo actuar por inercia y sin pensar.


El segundo paso es que el niño vaya diciendo en voz alta todo lo que debe ir haciendo, por ejemplo, puede empezar diciendo, voy a abrir el baúl, ahora voy a recoger a mi osito de peluche en una mano y con la otra mi carrito rojo, ahora me voy a ir a dejarlos en el baúl. esto le permite al niño mantener la concentración en su actividad, pues el tener que traducir sus acciones y pensamientos a palabras, le obliga a mantener la atención en lo que está haciendo e impide que se distraiga con facilidad.


Durante todo el proceso es importante señalar al niño que reconozca las cosas que está haciendo bien, con expresiones como "voy muy bien" "debo seguir así" o "lo estás haciendo bien".

Esto es otra forma para mantener la concentración, pero además tiene como propósito la automotivación, lo cual es muy importante para que sea más fácil cumplir con la actividad. también debo aclarar que el niño puede hablarse así mismo como si fuera una tercera persona, por ejemplo, se puede decir "sigue así" pero también lo puede expresar como si hablara de sí mismo, por ejemplo diciendo "debo seguir asi", esto depende más bien de las preferencias de cada quien.


Si el niño se equivoca durante el desarrollo de su actividad, está bien y es una oportunidad para autocorregirse, que justamente es el cuarto paso, señalando lo que está haciendo inadecuadamente y comentando como lo debe hacer, por ejemplo puede decirse así mismo mientras recoge sus juguetes algo como lo siguiente, "lo estoy haciendo muy lento, debo hacerlo más rápido" o por ejemplo si se le caen los juguetes puede decirse "no debo cargar tantos juguetes a la vez" Entonces los pasos que componen la técnica de la autoinstrucción, son, definir, Guiar Autoreforzar y Autocorregir, recuerdalos muy bien.


La forma ideal para empezar a aplicar esta técnica es que tú y tu hijo la apliquen al mismo tiempo, como si fuera un juego de tal manera que el niño imite tus acciones así como las palabras que dices, retomando el ejemplo de los juguetes, puedes decir "voy a recoger este carro azul y este muñeco verde" y hacerlo y mientras el niño dice "voy a recoger este carro amarillo y este muñeco café". En esta primera etapa tu harás y dirás todos los pasos de la autoinstruccion, ya sabes, definir, guiar, autoreforzar y autocorregir, y tu hijo simplemente te copiara.




Esta etapa es en especial importante durante los primeros años, donde a los pequeños y les encanta imitar. El gato copión es un juego muy sencillo, que nos puede ayudar a realizar la primera etapa, pues como su nombre lo indica, consiste en imitar lo que alguien hace, así de simple, el niño será el gato copión y hará y dirá todo lo que tu haces y dices, actúa con ánimo, y al final del ejercicio, felicítalo por haberlo hecho bien. El siguiente paso para aplicar esta técnica es que tú guíes la conducta de tu hijo con tus palabras, pues debemos entender que los niños muy pequeños o que son nuevos en la autoinstrucción, aun no tienen desarrollada la capacidad de traducir por completo sus pensamientos en palabras, por lo que en esta segunda parte, tú guiaras su conducta dándole ordenes, que él tendrá que hacer y repetirse así mismo, por ejemplo puedes decirle "vas a recoger tus juguetes rápido y bien" y el tendrá que responder "voy a recoger mis juguetes rápido y bien" o puedes decirle "Lo estás haciendo muy bien sigue así" y el niño puede repetir "lo estoy haciendo muy bien debo seguir así".


El juego de Simón dice nos ayudara a aplicar las segunda etapa del aprendizaje de está técnica de forma divertida, lo aplicaremos similar al juego clásico de Simón dice, ya sabes una persona es simón, en este caso será mamá o papá, y esa persona dará ordenes que los niños deberán realizar, sin embargo, solo deberán hacer aquellas instrucciones que empiecen con las palabras "simón dice", esas son las reglas clásicas, pero nosotros le añadiremos algo más, una vez que el niño este haciendo lo que simón dice, deber repetir la orden, pero como si se la estuviera dando a sí mismo, por ejemplo, papá puede decir, "simón dice cierra el baúl" y el niño deberá decir, "cierro el baúl" o por ejemplo mamá puede decir "simón dice lo estás haciendo muy bien" y el niño deber responder "Lo estoy haciendo muy bien".


Te debo recordar que en este juego como en cualquier otro, debes cumplir los 4 puntos de la autoinstrucción, definir, Guiar, Autoreforzar y autocorregir, te recomiendo que cuando empieces a utilizar esta técnica, planees los juegos antes de aplicarlos, para asegurarte de no saltarte ninguno de los 4 elementos de la técnica.

El tercer paso para enseñar la técnica de autoinstrucción, es que el niño la aplique solito y como debe ser, haciendo los cuatro pasos:, definir, guiar, autoreforzar y autocorregir, Para realizar la tercera etapa utilizaremos la actividad de dibujar con los niños, mientras ellos utiliza autoinstrucciones, las primeras veces tú le pondrás el ejemplo de cómo hacerlo, es decir empezaras diciendo "Hoy voy a hacer este dibujo lo tengo que hacer con mucha atención, cuidando de que mis líneas sean lo más derechas posibles" y así iras describiendo durante toda la actividad lo que tienes que hacer y cómo hacerlo, observando, que cosas hay que corregir y señalando lo bien que lo estás haciendo, esto lo harás a la par que el niño hace el mismo dibujo, una vez que el niño te haya observado, le explicas como auto-instruirse y le permites que lo haga él, y en las siguientes ocasiones volverán a dibujar los dos juntos, pero ahora quien dirigirá y se autodirigirá será el pequeño.


Después de que el niño realice varias veces este método, debemos pasar al siguiente nivel, el cual es explicarle que lo siga haciendo, pero ahora, en lugar de decirlo en voz alta, lo debe decir en voz muy baja, y después de un tiempo le diremos que todo eso lo debe decir solo en su cabeza, este último paso permite al niño interiorizar sus autoinstrucciones. Llegando a este punto, podemos proceder a aplicar la técnica en actividades en las que el niño tenga problemas para concentrarse, pueden ser desde hacer su tarea hasta arreglar su cuarto, siempre como si fuera un juego, pero utilizando los 4 pasos con mucha atención. Debemos tener muy en cuanta que si los niños tienen dificultades para realizar una actividad, presionarlos para que la hagan no siempre funciona, y hay veces en las que perjudica más de lo que ayuda, la mayoría de las personas alguna vez en la vida, hemos tenido problemas para hacer algo, y que nos salga bien, y yo creo que estarás de acuerdo conmigo que, cuando eso nos pasa, lo último que queremos es a alguien señalándonos todos nuestros errores evidentes, mientras que por otro lado nos encantaría contar con alguien con la paciencia para enseñarnos como hacerlo, y si eso es algo que todos quisiéramos para nosotros mismos ¿por que no hacerlo con los hijos? En conclusión, si enseñamos a los hijos poco a poco a que utilicen su pensamiento y lenguaje para dirigir su conducta, tendremos como resultados hijos con la capacidad de auto-controlarse, en lugar de tener hijos que se dejen controlar por sus impulsos.




Yorumlar

5 üzerinden 0 yıldız
Henüz hiç puanlama yok

Puanlama ekleyin
bottom of page