UA-176698355-3 UA-61760686-3 UA-176698355-2 G-PMMHTFQXDR
top of page

El Lado Oscuro de las Personas Altamente Sensibles (PAS)


Sabemos que una persona altamente sensible o PAS, no es simplemente alguien que es muy sensible, sino alguien con un sistema nervioso central elevado que la hace más sensible física y emocionalmente a ciertos estímulos o cosas en su entorno. Las PAS son atentas, empáticas y creativas. Sin embargo, al igual que cualquier otra persona, las PAS también tienen sus rasgos negativos.


Dicho esto, estos son algunos de los rasgos más negativos de las personas altamente sensibles.


Número uno, las PAS son críticas.


Estar tan en sintonía con sus pensamientos y sentimientos hace que las PAS sean pensadoras profundas y pensativas, pero esto también puede hacer que sean o parezcan críticas con los demás e incluso con ellas mismas. Por lo general, ser crítico no es algo que las PAS hagan a propósito o intencionalmente. Gracias a su constante reflexión y procesamiento profundo de la información, fácilmente forman diferentes ideas y opiniones en su cabeza, que pueden elegir expresar en respuesta a las diferentes ideas u opiniones de otra persona.

En cuanto a las críticas dirigidas a sí mismos, debido a todo el tiempo que las PAS pasan reflejando y reproduciendo recuerdos en sus cabezas, puede ser muy fácil que caigan en criticarse a sí mismos por los errores que han cometido o las acciones pasadas de las que ahora se arrepienten. Hacerlo puede implicar un diálogo interno negativo y pensamientos de reprensión como, "Oh, debería haber hecho esto en vez de eso" o "¡Qué estúpido por mi parte hacer eso!"



Número dos, las PAS pueden tener mal humor.


Una de las cualidades más notables que tienen las PAS es su capacidad para sentir emociones a un nivel mucho más profundo que la mayoría. Puede que una persona que no es altamente sensible no se sienta muy maravillada al ver una mariposa, pero una PAS puede sorprenderse porque su color sea único o puede sentirse nostálgica porque le recuerda a las que solía ver durante su infancia.

Sin embargo, así como las PAS pueden sentir emociones positivas más fácil y profundamente, lo mismo se aplica a las emociones negativas como la tristeza, la irritabilidad o la culpa, de las que pueden ser víctimas en cuestión de segundos, a pesar de cómo se estuvieran sintiendo momentos antes. No hay que confundirlos o caracterizarlos como bipolares, sino que debido a sus emociones más sensibles y de gran escala, las PAS no tienen la misma regulación emocional que la mayoría de la gente.



Número tres, las PAS son esponjas emocionales.


Las PAS son personas que responden emocionalmente a su entorno, lo que también incluye las emociones de otras personas.


Ya sea que se trate de lidiar con un jefe que se levantó con el pie izquierdo o simplemente estar cerca de alguien de muy mal humor, las emociones de otras personas pueden contagiarse a las PAS y también amargar su estado de ánimo.

Esto puede resultar bastante incómodo y frustrante para las PAS porque puede arruinar por completo un buen día. Esta cualidad de absorber las emociones se relaciona con su tendencia a tener cambios rápidos de humor, ya que las emociones de otras personas pueden jugar un papel importante en dictar el estado de ánimo actual de una PAS.



Número cuatro, las PAS se abruman fácilmente.


Otra debilidad que enfrentan las PAS por su sensibilidad es que son más propensas a sentirse abrumadas. Estos sentimientos pueden ser causados por sucesos cotidianos comunes como ruidos fuertes, recibir una gran carga de trabajo o incluso por estar en una habitación desordenada.

Pequeños estímulos como estos pueden activar receptores en el cerebro de una PAS y convertirse en desencadenantes de su estrés, haciéndola sentir agotada mental e incluso físicamente. Los síntomas de sentirse abrumado incluyen pérdida de concentración, pánico, mal genio y dolores de cabeza.



Esta sensación no siempre es una tormenta pasajera para una PAS, y puede convertirse en un problema mayor cuando interrumpe con la productividad en la escuela o en el trabajo. Como resultado, este cambio de ritmo en la vida de una PAS puede llevarla a tener sentimientos de insuficiencia y culpa por no poder concentrarse o por no funcionar tan bien como quisiera, e incluso puede llevarla a sufrir Burnout.



Número cinco, las PAS pueden tener dificultades para establecer límites.


Establecer límites en cualquier relación es imprescindible, ya sean nuestras amistades o nuestra pareja romántica. Los límites nos permiten trazar la línea divisoria entre las acciones de otras personas con las que nos sentimos cómodos y con las que no. Sin embargo, las PAS pueden tener dificultades para establecer y mantener límites. Esto se debe a que las PAS son personas consideradas, pero a veces por encima de su propio bien. Son cautelosas con las emociones de otras personas y son el tipo de persona que no querría poner a otros en situaciones incómodas o lastimarlos al hablar o juzgar algunas de sus acciones.



Como resultado, pueden optar por barrer estas acciones bajo la alfombra y evitar confrontar el comportamiento de otras personas para mantener la paz. Guardar silencio sobre estos problemas puede resultar en tensión dentro de la relación, o que se aprovechen de la PAS, y también puede dar lugar a discusiones futuras en la relación si sus preocupaciones actuales, a la larga, se convierten en problemas mayores.


Y número seis, las PAS pueden sentirse inseguras por su sensibilidad.


Todos sabemos lo que es estar inseguro. La inseguridad es una experiencia humana común de la que las PAS también pueden ser víctimas, particularmente por cómo son como personas y por su cualidad de ser más sensibles.

En resumen, las PAS pueden lidiar con el sentimiento de inseguridad por ser una persona muy sensible.


Esto podría deberse a que hayan experimentado humillaciones o se les haya cuestionado por qué son como son, especialmente si mostraron señales de sensibilidad cuando eran más jóvenes. Como resultado, es común que las PAS sean etiquetadas negativamente como sensibles, calladas o introvertidas. Ser cuestionado o criticado por tener mucha sensibilidad, puede hacer que esta parezca un defecto del carácter, y esto puede manifestarse en la inseguridad de una PAS o en la sensación de no sentirse parte, lo que puede afectar a su autoestima y puede permanecer con ellos hasta envejecer.


Entonces, ¿esto te hizo entender mejor los rasgos negativos de una PAS?

Al igual que cualquier persona, todos tenemos nuestras fortalezas y debilidades que conforman quienes somos. Para las PAS, su sensibilidad y atención pueden tomarse como casi un sexto sentido, pero también pueden causar algunas desventajas.


Dr Marcos Cabezas, Psicoterapeuta MCCPSICO


www.mccpsico.com

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page