UA-176698355-3 UA-61760686-3 UA-176698355-2 G-PMMHTFQXDR
top of page

CUANDO TODO VA MAL O TE SIENTAS PERDIDO.



Te sientes triste, decepcionado, frustrado y abrumado por tu situación actual? No logras concentrarte durante el día porque continuamente te vienen todos esos recuerdos y todas esas razones por las que tu vida es un desastre. Si sientes que todo te va mal hoy voy a compartir contigo tres claves que van a ayudarte a recuperar el entusiasmo y a generar un optimismo que te ayude a disfrutar de la vida. ¿Te interesa? continua leyendo.


Hola ¿Cómo estás? Aquí Dr Marcos , fundador de Mccpsico


En ocasiones, la vida nos lleva por un camino que no es el que deseamos. Tal vez, discutimos con un ser querido, o perdemos a alguien a quien amamos o sufrimos un accidente o quién sabe, nuestra situación laboral o profesional es precaria y nos estresa; y todos en algún momento de nuestra vida hemos pasado por un momento en el que no nos apetece hacer nada, perdemos la motivación y dejamos de amarnos a nosotros mismos.


Así que hoy, voy a compartir contigo tres claves que van a ayudarte a recuperar y generar ese optimismo que te mereces.


Clave número UNO: las situaciones no son buenas ni malas todo depende de cómo las veas. Verás, hace unos meses tras unas sesiones de coaching con uno de mis clientes, compartió conmigo una historia china que me gustaría también compartir contigo.

Había una vez un anciano labrador que vivía en compañía de su familia y con un caballo viejo que le ayudaba a realizar todas las tareas tan duras del campo. Pero de repente, un día, ese caballo viejo se escapó y el pobre anciano se quedó sin el caballo así que los vecinos se acercaron al anciano para lamentar la pérdida y la mala suerte que había tenido, a lo que el anciano contestó: ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?

Y unos días más tarde ese caballo viejo regresó al campo del anciano, pero no regresó solo, sino con cuatro caballos más, así que los vecinos se acercaron al anciano y le felicitaron por su buena suerte. Y el anciano les contestó: ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe? Así que unos días más tarde, el hijo del anciano se subió a uno de los nuevos caballos y perdió el equilibrio y cayó contra el suelo.


Lamentablemente, se rompió una pierna, así que una vez más los vecinos se acercaron al anciano para lamentar su desgracia. El anciano contestó: ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe? Y pocos días más tarde, entró el ejército al pueblo y reclutaron a todos los jóvenes que se encontraban en condiciones de ir a la guerra.

Así que cuando los militares vieron que el hijo del anciano tenía la pierna rota y no podía andar, le dejaron allí y se llevaron a todos los demás jóvenes a la guerra.


¿Había sido buena suerte, o mala suerte? ¿Quién sabe? Las cosas no son ni buenas ni malas, todo depende de cómo las veas porque sí, efectivamente, ahora mismo puedes vivir en una situación que te incomoda, una situación que no es la que tú deseas. Si no te sientes a gusto, lo más normal es que empieces a pensar en todas las razones por las que no eres feliz.

Ésta situación que estás viviendo puede traerte muchos beneficios y no te los voy a decir yo, sino que te voy a animar a que tú empieces a pensar en todos los beneficios y todas las ventajas que te podría dar tu situación actual.

Imagina que te regalara 50 euros por cada ventaja que encontraras a una situación que ahora mismo considerarías como que es lo peor de tu vida.


Por ejemplo, si acabas de salir de una ruptura y amabas a esa persona y la echas de menos, quiero que pienses en una lista de cinco beneficios que podría darte el hecho de volver a estar soltero. Cinco beneficios. Pues, si te diera 50 euros por cada uno de esos beneficios, yo creo que tardarías menos de 30 segundos en encontrar cinco beneficios o ventajas a tu situación actual que odias tanto.

Clave Número DOS: Redirige tu atención, porque allá donde va tu atención, va tu energía, van tus pensamientos, van tus acciones. Hay una carretera en Estados Unidos, una carretera que cruza un desierto, ahora mismo no recuerdo cuál es el desierto, pero lo curioso es que esta carretera no tiene curvas, es una carretera recta. No tiene desniveles, es recta, plana. Ésta carretera lo único que tiene son unos postes de la línea del teléfono cada 100 o 200 metros. Lo más curioso de todo es que los accidentes que se producen en esa carretera, casi todos terminan con un coche estampándose contra uno de los postes telefónicos ¿Cómo podía ser? La razón por la que tantos conductores terminaban estrellándose contra ese poste telefónico, era porque mientras estaban conduciendo, tan pronto como sentía que habían tenido un pinchazo, lo que hicieron era: "Oh no, ¡No puedo estrellarme contra ese poste telefónico!" y obviamente, sin darse cuenta, toda su atención y su manos giraron hacia donde no querían ir y precisamente, terminaron donde NO querían acabar. Y lo mismo nos pasa a nosotros. En muchas ocasiones, cuando tememos perder algo, en ése momento, lo que estamos haciendo es resistirnos y tener presente constantemente aquello que no queremos en nuestra vida y es que voy a compartir contigo una noticia increíble y es que el poder de tu mente es ilimitado.

De verdad. Porque tú no tienes límites. Los únicos límites que tienes son los que te has creado a ti mismo. Y cuando te planteas esta pregunta: ¿Por qué todo me sale mal? Cuando tú planteas esta pregunta abierta, automáticamente tu mente responde.


Sin ser consciente, tu mente va a encontrar todas esas razones por las que tu vida apesta, por las que todo te sale mal.


Si tú te preguntas a ti mismo ¿Por qué soy tan desgraciado? ¿Por qué todo me sale mal? Automáticamente tu mente te va a dar la respuesta que le estás pidiendo.

En lugar de enfocar tu mente hacia lo que no quieres, pregúntate: ¿Cómo puedo lograr la vida de mis sueños? ¿Qué puedo hacer para cambiar? ¿Por qué tengo tanto poder y por qué puedo tener una vida extraordinaria? Pregúntate eso y cállate, y deja que tu mente te responda. Deja que tu mente te confirme y te diga qué puedes hacer para cambiar tu vida, para crecer como persona, para lograr aquello que de verdad quieres.

Porque tú tienes más poder del que realmente crees y si no te lo crees... pregúntatelo a ti mismo.


Clave número TRES: pide ayuda porque los seres humanos, las personas, somos animales sociales.


No existe nadie en este planeta que haya logrado el éxito... solo, porque todos podemos ayudarnos. Todos en algún momento hemos tenido una situación en la que nos hemos sentido incómodos, y te puedo garantizar que si tú estás mal en este momento, no eres el único.

Hay muchas otras personas, hay millones de personas que han pasado por una situación como la tuya. Para cada problema humano, existe alguien que logró superarlo, alguien que encontró la solución, lo puedes encontrar en muchos libros. Si prefieres aprender de alguien personalmente, busca un mentor haz coaching, encuentra a alguien que pueda ayudarte, orientarte.


Quiero que sepas que YO voy al psicólogo. Obviamente estoy ayudando a otras personas, pero YO, contrato los servicios de otras personas para que me ayuden a mí y en este momento en el que te estoy hablando, creo en la psicología fervientemente.

Yo creo que todos podemos ayudarnos a encontrar nuestros puntos débiles, esos puntos ciegos que no somos capaces de ver, pero cuando alguien nos hace la pregunta adecuada, cuando alguien nos muestra otra forma de ver las cosas, en ese momento nos damos cuenta de todo el potencial. En muchas ocasiones nos damos cuenta que no tenemos que irnos muy lejos para transformar nuestra vida, sino que haciendo pequeños cambios, podemos conseguir aquello que hasta entonces, habíamos creído imposible. En resumen, recuerda que las cosas no son ni buenas, ni malas, todo depende de CÓMO las veas, redirige tu atención, porque allá donde va tu atención, va tu energía y pide ayuda no estás solo. Hablar las cosas y compartirlas con los demás no sólo va a ayudarte a desahogarte, sino que muchas veces los demás van a darte puntos de vista que no sabías. Tú sabes que puedes dar mucho más y puedes SER y TENER MÁS AÚN. Así que, ¿A qué esperas? Sal ahí y hazlo posible.





Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page